En el trienio que vamos a finalizar, el tema de los distintos lemas, surgió del análisis de la situación de nuestro mundo y al que nos ha invitado repetidas veces el papa Francisco a dar respuesta: «El desafío urgente de proteger nuestra casa común» (Laudato SÍ’ 13).

Somos herederos de un hombre, el P. Faustino, atento a la realidad que se preocupó de la salud y la vida, tanto corporal como espiritual. Supo poner sus conocimientos al servicio de la ciencia y de la salud. Nada le fue ajeno. Aportó respuestas generosas para construir un mundo más humano.

Como escuela calasancia continuamos trabajando por el desarrollo integral de la persona, y nos hacemos eco del desafío urgente de cuidar la vida en todas sus manifestaciones. El Papa Francisco propone “la cultura del cuidado frente a la cultura de la indiferencia” y lo hace deteniéndose en cuatro puntos: el cuidado como promoción de la dignidad y de los derechos de la persona, el cuidado del bien común, el cuidado mediante la solidaridad y el cuidado y la protección de la creación.

Este año, como continuación a los lemas del trienio, abordaremos el tema del cuidado de la vida en general, específicamente de la propia vida.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad