Nuestra identidad Seguimos a Jesús, el Buen Pastor, que hace la voluntad del Padre, se encarna en nuestro mundo, pasa haciendo el bien, busca y acoge a los pequeños y sencillos para acompañarlos en el camino de la Vida y se entrega hasta dar la vida. Tenemos como Modelo a María, Divina Pastora, que se entrega a Dios y a los demás, nos acompaña y guía en el camino.  Al estilo de San Faustino, un hombre que supo caminar abierto a Dios y a la realidad del mundo. Desde su amor a los niños y jóvenes entregó su vida para dar respuesta a las necesidades de los hermanos.               

Esta web utiliza cookies, puede ver aquí la Política de Cookies